Como revisar los amortiguadores del coche

En un vehículo los amortiguadores juegan un papel clave en la estabilidad y deben estar en perfecto estado para evitar accidentes. Los mejores recambios los encontrarás en el despiece peugeot, porque allí podrás encontrar repuestos de segunda mano de muy buena calidad a un coste muy bajo.

Pero, es probable que no sepas cómo revisar los amortiguadores para saber si se encuentran en buen estado o si necesitan un cambio de forma urgente. Por esto te invito a que sigas leyendo este post atentamente y te aseguro que sabrás cómo hacer la revisión.

Consejos para revisar tus amortiguadores

Para que puedas revisar los amortiguadores de tu vehículo de una forma eficiente debes fijarte en los siguientes consejos prácticos:

Fíjate en la estabilidad del coche.

Es importante que te fijes en que tu coche esté estable, y para ello debes aparcarlo en un lugar totalmente plano. Allí, tendrás que tomar distancia para observar tu coche y fijarte bien en la línea que se forma entre el pavimento y las defensas.

Esta línea siempre debe ser paralela, y si el coche se inclina hacia algún lado esto indicará que el amortiguador está en mal estado. En este caso, debes asegurarte de cambiar ambos amortiguadores para garantizar un buen nivel de seguridad.

Óxido y fugas

Los amortiguadores deben estar en perfecto estado para evitar cualquier tipo de inconveniente que pueda surgir. En todo caso, debes observar que no tenga ningún tipo de óxido, lo cual puede llegar a ser común en terrenos que tengan una alta concentración de sal.

Por otra parte, debes observar los sitios donde aparcas el coche para verificar si este deja manchas en el suelo. Esto podría indicar una fuga de aceite en los amortiguadores, la cual debe ser reparada de inmediato o si están en muy mal estado se deben cambiar de inmediato.

Prueba del rebote

Es la prueba más común para determinar el estado de los amortiguadores de cualquier vehículo, y puede ser útil a la hora de comprar un coche usado. Para ejecutarla, simplemente dejes ejercer presión sobre la carrocería hasta que la amortiguación descienda y luego soltarla.

Fíjate bien en el movimiento que hace el vehículo para volver a la posición el cual debe ser constante. Si el coche comienza a dar rebotes, esto quiere decir que los amortiguadores están en muy mal estado, y por consiguiente deben ser cambiados de forma inmediata para evitar accidentes.